Origen de la Orientación

En Venezuela la Orientación estuvo vinculada en sus inicios, según lo señala Essenfeld (1979), a los sectores de salud y educación.  Sin embargo, es opinión de otros autores, Calonge (1981), la Orientación surge sólo dentro de las sociedades que se mantienen y se reproducen gracias a la industria. Los procedimientos industriales suscitan simultáneamente mayores consecuencias en la educación. Tal es el caso de la necesidad de diversificarla creando nuevas profesiones.

Es decir, la Orientación también estuvo relacionada con los cambios operados en las relaciones económicas que se presentaron específicamente a partir de 1.936,  final de un período dictatorial y de apertura de una transición liberal democratizante. Venezuela comenzaba a sentir profundos cambios demográficos, económicos, sociales, políticos y culturales. Por efecto de la riqueza petrolera producida por la industria de hidrocarburos dependientes del capitalismo norteamericano.

Desde  1.936 se acelera el proceso de urbanización, alfabetización, la escolarización, la asistencia social al trabajador, la protección del niño, la tecnificación de la enseñanza, la profesionalización del magisterio, la enseñanza técnica, la reforma universitaria y en fin, un progresivo mejoramiento del país.

orientacion[1]

Es importante destacar que el desarrollo de la Orientación en el país estuvo influenciado por los aportes provenientes de E.E.U.U. y Europa, en especial, por profesionales del área asilados en el país. Para Essenfeld (ob.cit.), su desarrollo histórico contempla cuatro etapas bien definidas:

  • I. (1.936-1.962). Etapa asistemática. Primeras iniciativas. Se crean una serie de Servicios de Orientación que funcionarían en el Instituto de Higiene Mental y en algunas Universidades, Institutos Pedagógicos, Escuelas Normales, liceos y escuelas. Pero sin un ente coordinador y personal capacitado. Con una visión tradicionalista de la Orientación, énfasis en lo individual, de corte psicologista, de procedimientos psicométricos con fines vocacionales y como apéndice del sistema escolar. Las actividades primarias eran la medición de habilidades mentales, diagnostico, selección y clasificación de individuos en el medio educativo y en el industrial. En el sector salud la identificación de grupos con trastornos. Algunas Universidades incorporan en sus planes de estudios la Orientación.
  • II (1.963 – 1.969). Etapa sistemática de la orientación con la creación del Servicio Nacional de Orientación del Ministerio de Educación (SNOME). Visión centralista del proceso. Estructuración de un Programa Nacional, el diseño de criterios de trabajo y modelos organizados. Énfasis en la Orientación educativa y vocacional, preparación de personal, coordinación de los distintos programas y multiplicación de los servicios.  En 1.964 SNOME se convierte en División de Orientación (DOME). Ésta se aboca a la capacitación y entrenamiento del personal en servicio sin formación en el área. Se crean centros pilotos sobre la base de los servicios existentes. El Servicio Integral de Especialistas conformado por un equipo multidisciplinario: orientador, psicólogo, trabajador social, médico, odontólogo, extendido a escala nacional. 
  • III (1.969-1.975). Discontinuidad en los planes de Orientación.  Su desarrollo fue lento e irregular, frenándose la prosecución de los programas. Se incrementa las unidades operativas al nivel de Educación Media al crearse los Servicios Unipersonales – un solo orientador -.  Incorporación a cargos de orientadores a personas no especializadas. Desaparecen los programas de orientación en Primaria. Inicio de la separación de las instancias planificadores, supervisoras y ejecutoras de los Programas de Orientación. Surgimiento de programas de preparación al nivel de Post-grado en Orientación. La División de Orientación (DOME) pasa a depender de la Dirección de Planeamiento del Ministerio, con carácter de Departamento.
  • IV (1.975 en adelante). Evolución hacia una noción de la Orientación más integral. Énfasis en la atención de las necesidades sociales, económicas y el área personal-social. Diseño de programas dirigidos a mejorar las relaciones humanas, de comunicación, crecimiento personal, entre otros. La falta de recursos y presupuesto acelera la implementación de un modelo descentralizado. Se generalizan las funciones de Orientación, adaptándolas a las condiciones y recursos disponibles en las instituciones. Se aprovecha al personal directivo y docente para las acciones a desarrollar en el área de Orientación. Creación de los Núcleos Integrales de Bienestar Estudiantil (NIBE) para cada región, dirigidos a las etapas de preescolar y primara para atender a los planteles ubicados en zonas mas desfavorecidas. Formulación de un modelo teórico sobre Orientación basado en el Enfoque Humanista.  El Servicio Nacional que pasa a División de Orientación y luego a Departamento, posterior se convierte en una dependencia de los Servicios de Bienestar Estudiantil. Indicador de la involución de los servicios de Orientación en nuestro país.

images[7]

En la actualidad la Orientación no es una actividad primordial por parte de los entes encargados del proceso educativo. Aunque, está contemplada implícita o explícitamente en diversos Documentos Legales, en la práctica no existe un programa que la identifique como un área prioritaria. Ejercida por profesionales que están en vías de jubilación sin reposición de cargos, los docentes se han visto en la necesidad de fungir como orientadores de carrera, que por su condición son considerados como orientadores natos. Pero necesitan de un conocimiento más especializado y técnicas que le permitan asumir con eficacia dicha función.

Al igual que en las etapas anteriores, la Orientación sigue mayormente en manos de personas no especializadas. La formación de estos profesionales en su mayoría se da a nivel de los escasos Post-Grado de las Universidades. Por lo tanto, son insuficientes para cubrir las necesidades que se observan en el contexto educativo. 

En una sociedad cambiante e incierta, donde existe una extensa variedad de posibilidades ocupacionales, conflictos y dilemas sociales,  la Orientación debería jugar un papel importante, no solo en el contexto educativo sino también en el ambiente laboral, familiar y en otras organizaciones sociales en general. 

 

El fin de la acción orientadora no puede ser otro que el desarrollo integral de la personalidad del individuo, en consonancia con los intereses individuales y sociales.

ACTIVIDAD:  Una vez que hayan culminado está lectura realizarán un debate acerca de lo leido. Cada uno tiene que participar, colocando su opinión haciendo referencia a ¿cómo conciben la Orientación en Venezuela?, y si realmente creen que está siendo tomada en cuenta por las instancias correspondientes.

Una vez hayan terminado por completo con dicha participación, se dirijirán a el siguiente enlace que es “Rol del Orientador”.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: